Publicado: 15 de Febrero de 2016

Como sabes de sobra, los costes de transporte representan entre un 4% y un 10% de tus costes. Siempre te interesa optimizarlos.

Abaratar costes de logística no implica que estés optimizando en logística. Sí es cierto que optimizas en precio de logística, pero... Lo que hagas para reducir costes le tiene que resultar interesante al usuario, pero no hay que hacerlo sólo porque te interese a ti como empresa. Una empresa de logística más barata o un cartón de embalaje peor...

El ahorro, por ejemplo, no sólo pasa por el operador más barato. A lo mejor ahorras más dinero reagrupando rutas. O revisando si ese cliente que paga contrarrembolso tiene un historial de devoluciones. En otras ocasiones, ese ahorro pasa por desarrollar un sistema informático propio que te ayude a ordenar mejor en tu almacén para reducir tu stock al máximo.

Porque la logística no sólo tiene que ver con enviar al cliente. También con estanterías en tus almacenes, y con recibir productos de tus proveedores. En otras ocasiones te interesará invertir en un almacén para poder reagrupar pedidos para aumentar el tíquet medio. En otras por enviar directamente a tu cliente desde tu proveedor sin que pase por tus manos. No hay una solución única pero sí muchas buenas prácticas. En otras, arrimar el hombro con otras empresas de tu sector y compartir gastos logísticos...

Puede ocurrir que incrementar en 5.000 euros tus costes de transporte se traduzca en un incremento de tu eficiencia de un 30%. De la misma manera que ahorrarte un 10% o un 15% en 12.000 kilómetros supone ahorrarte 1.000 kilómetros de gasolina, transporte y recursos humanos.

La mejor forma para abordar la optimización de tus costes logísticos pasa por hacerte estas siete preguntas:

  1. ¿Está tu packaging adaptado para las necesidades del envío?
  2. ¿Hay alguna fórmula en la que puedas hacerlo más eficiente? ¿Puedes, por ejemplo, modificar las franjas de entrega para hacer envíos masivos o reunificar rutas de entrega?
  3. ¿Puedes volver a negociar con tus proveedores?
  4. ¿Haces demasiados envíos exprés?
  5. ¿Puedes enviar directamente desde tus proveedores?
  6. ¿Es posible agrupar envíos de distintos proveedores?